24 junio 2022

Smart Buildings: qué son, qué aportan y qué sistemas contienen

Los edificios han dejado de ser una estructura de metal y hormigón en la cual el ser humano puede cubrir sus necesidades básicas de vivienda. Los edificios del futuro deben tener la capacidad de albergar soluciones que ayuden al usuario a interactuar con la tecnología de nuestro siglo. También tienen que ser lo suficientemente flexibles como para adaptarse a las nuevas tendencias tecnológicas que van saliendo anualmente. Además, los edificios inteligentes deben representar un antes y un después por lo que respecta al ahorro energético, seguridad, logística, sostenibilidad y ecología.

¿Qué deben ofrecer los edificios inteligentes al usuario?

Estos son algunos de los beneficios que los edificios del futuro pueden ofrecer a sus usuarios, así como al medio ambiente:

Comodidad i conveniencia

Un edificio inteligente debe mejorar la experiencia y uso de la tecnología del usuario para aumentar su confort. A fin de cuentas, la finalidad de la tecnología es la mejora del día a día de todas las personas. Esto significa que debería ser intuitiva y accesible para todas las personas. Un Smart Building debe representar este enlace entre el usuario y la tecnología integrando servicios y sistemas de forma accesible y cómoda. 

Innovación y tecnología disruptiva

Según las estadísticas nacionales dictan, uno de los mayores focos de interés del residente español es la tecnología y la innovación: el 81,4% de los hogares tiene al menos un miembro de 16 a 74 años dispone de algún dispositivo electrónico con acceso al internet. Esto engloba ordenadores de sobremesa, portátiles, tablets, smartphones, smartwatches e incluso balanzas, hornos y hasta zapatos inteligentes. Para facilitar el uso de estos dispositivos y abrir las puertas a una mejor relación del usuario con la tecnología, los edificios del futuro deben disponer de medios técnicos avanzados de telecomunicaciones, intuitivos y fáciles de usar, así como una integración eficiente de servicios.

Sostenibilidad y protección del medio ambiente

El futuro de nuestras ciudades son las Smart Cities, ciudades que apuestan por una propuesta de funcionamiento y disposición sostenibles. Esto empieza por sus edificios. Para poder llamarse sostenible, un Smart Building debe contar con servicios de ahorro energético. Esto no solamente va a permitir al usuario ahorrar dinero en suministros, sino que el consumo del mismo va a pasar menos factura al planeta

Cómo construir un edificio inteligente o Smart Building

A continuación recogemos algunas de las tendencias más actuales del sector de diseño y arquitectura que cumplen con los requisitos de sostenibilidad e innovación necesarios para la construcción de edificios inteligentes: 

  • Debe ser innovador, integrando sistemas domóticos de monitoreo de los diferentes sectores de un edificio, centralizados en una sola plataforma. Esto busca poder interpretar y tomar decisiones de manera global, para administrar los sistemas de seguridad, luz, climatización, control de ascensores y sistemas de ventilación inteligente del inmueble.
  • Deben integrar sistemas para proteger el medio ambiente, considerándose edificios sostenibles. Por ejemplo, sistemas de autogeneración de energía renovable, ahorro de recursos, estar construido con materiales sostenibles, etc.
  • Debe contar con servicios añadidos para el bienestar del usuario, añadiendo valor a su vida diaria. Por ejemplo, Smart Points de entrega y recogida de paquetería y servicios de bienestar, cargado de vehículos eléctricos, espacios de wellness y fitness, etc.

 

¡Pide más información!

Contacto

  +34 93 112 67 57
  hola@smartpoint.ai

¿Quieres que te instalemos tu propio Smart Point®?

Rellena el formulario con tus datos y contactaremos contigo para que tengas un Smart Point en tu edificio

Publicaciones recientes